Compartir

 

* Interpreta el cantautor varios temas originados en este estado

SANTIAGO HERRERA   /

 

Acapulco, 30 de noviembre de 2017. El cantante y compositor mexicano Óscar Chávez, se presentó ante aproximadamente mil personas que aplaudieron y corearon durante la hora y media que duró la presentación, todas y cada una de las canciones interpretadas, de las cuales, algunas fueron canciones originarias de Guerrero.

Para las 21 horas, el ambiente en la Plaza de Armas del museo histórico Fuerte de San Diego era de expectativa, se había cumplido la hora en la que estaba anunciada para ver al cantante.

Alrededor de las 21:40 apareció en el escenario con una vestimenta sobria como de costumbre, quien también participara en la mítica cinta Los Caifanes, acto que hizo que los asistentes se pusieran de pie al verlo entrar al escenario.

“Esta es la primera vez que yo canto en esta casa”, entonó en su primera estrofa Óscar Chávez, y con ello arrancar con una de las canciones de chilenas, tradicionales de Guerrero, en ese punto, la gente era un mar que iba creciendo en olas conforme iba digiriendo más notas musicales.

Foto Santiago Herrera.

El público era una mezcla de jóvenes y adultos de la tercera edad, algunos, los más jóvenes, miraban hipnotizado a Óscar Chávez sentado en su banquillo, quien cantaba y miraba su cancionero de vez en cuando.

Tras la interpretación de uno de sus temas más famosos, La Mariana, volvió Óscar Chávez a lanzar un guiño al estado al interpretar la chilena El Negro, para posteriormente cantar Guerrero es una cajita, lo que desembocó en una serie de aplausos por parte de los presentes.

Tras casi hora y media de actuación, el cantante fue reconocido con un galardón del Festival Internacional La Nao Acapulco, galardón que fue entregado por el presidente municipal Evodio Velázquez Aguirre.

Luego de la entrega de reconocimiento, y ante la insistencia del público que se mantuvo de pie aun cuando ya el cantante se estaba despidiendo del escenario, decidió regresar para cantar algunos temas más, entre ellos el de Macondo, tema escrito por el peruano Daniel Diez Camino-Canseco, basado en la novela Cien Años de Soledad de Gabriel García Márquez.

Para posteriormente concluir, con un público que para ese momento ya había dejado sus asientos, y se encontraban al pie del escenario, con la canción La Marihuana.

Previo al concierto, Velázquez Aguirre entregó un reconocimiento al representante de la India, quienes presentaron danzas y un pequeño concierto de música originaria de ese país.

En el segundo día de actividades, la entrada de la gente al recinto se realizó de manera más ordenada y sin altercados, como los presentados durante la inauguración, que tuvo como invitada a Lila Downs, en donde 600 personas se quedaron sin entrar.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here