Compartir

* Protestan en Acapulco familiares de policías comunitarios muertos y detenidos

REDACCIÓN    /

 

Foto La Plaza.

Acapulco, 12 de enero de 2018. Esposas, madres y familiares de los policías comunitarios muertos y detenidos durante el operativo de las fuerzas de seguridad en La Concepción el domingo pasado, demandaron que cese el hostigamiento policial en ese poblado, y las amenazas de que continuarán los allanamientos y cateos domiciliarios.

Durante un mitin realizado en la glorieta de La Diana, en este puerto, demandaron también la solidaridad de la sociedad en general porque “allá no estamos sintiendo el apoyo”, y afirmaron que el fondo de todo el conflicto sigue siendo el tema de la hidroeléctrica La Parota.

“¡Ni Marcos preso, ni presa La Parota!”, gritaban.

En el mitin hubo testimonios de familiares, las esposas de los hermanos Marco Antonio y Vicente Suástegui Muñoz, considerados los líderes del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositoras a la presa La Parota.

Uno de los temas relevantes de la denuncia, fue el señalamiento de que los policías estatales que se encuentran ahora posesionados del poblado de La Concepción, están hostigando a los pobladores y amenazándolos con que continuarán los allanamientos domiciliarios que empezaron el mismo domingo, por lo que exigieron su cese y la salida de estas corporaciones.

Relataron que muchos pobladores no salen ni de sus casas por temor a la policía estatal que hace rondines acompañada del comisario Fortino Melchor León y de sus simpatizantes, y por el mismo temor muchos no se desplazaron a Acapulco para la concentración, además de que justo en ese momento -a las 10 de la mañana- les avisaron que podían ver a sus familiares detenidos, por lo que otros más no pudieron acudir.

También hubo denuncias de que entre los detenidos por la Fiscalía como presuntos criminales se encuentran personas que estaban en reeducación, es decir, detenidos por la Policía Comunitaria, y al menos un hombre que había ido a dar pláticas a los internos y que fueron llevados por la Policía Estatal y la Federal durante el operativo.

A los familiares le acompañaron representantes de algunas organizaciones sociales, pero más bien fue un apoyo de dirigentes, porque fue reducido el contingente que se movilizó.

El asesor del Cecop, Rodolfo Chávez Galindo, dijo que el gobierno insiste en la mentira de que se trató de un enfrentamiento entre civiles armados y los cuerpos policiacos, porque esos que llama civiles armados en realidad son elementos de la Policía Comunitaria, la cual tiene el reconocimiento de la Ley 701.

Precisó que la Comunitaria había logrado erradicar de los bienes comunales de Cacahuatepec al crimen organizado “que ahora quieren que regrese, de la mano de los policías” del Estado. Demandó que los mandos y elementos que participaron en el operativo del domingo sean investigados y se deslinden las responsabilidades del caso, en particular hacia el director de la Policía Ministerial, Esteban Mendoza Palacios, quien encabezó las maniobras.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here