Compartir

 

* Sin ella, ningún presupuesto alcanza para promocionarlo, dice el dirigente de abogados

* No ha habido convocatorias para aumentar la fuerza operativa de la policía, explica

* “Tú no ves ningún tipo de combate a la corrupción en el ayuntamiento de Acapulco actualmente”

* “La gente percibe que las autoridades no están cumpliendo su labor”

ROBERTO RAMÍREZ BRAVO   /

 

Foto La Plaza.

Acapulco, 09 de agosto de 2018. Para Hugo Hernández Martínez, presidente del Colegio de Licenciados y Posgraduados en Derecho del Estado de Guerrero (Coliposdeg), el reto mayor que enfrenta el municipio de Acapulco es que sus autoridades son omisas en el cumplimiento de sus obligaciones, en particular ante el principal problema que enfrenta el puerto: la inseguridad.

Tampoco, dice, hay un plan de combate a la corrupción, ni hay el ejercicio de un buen gobierno. Esos son los tres ejes sobre los que descansa un gobierno exitoso y eso, en el puerto, no se está cumpliendo, afirma.

Hernández Martínez es licenciado en Derecho por la UNAM, tiene una maestría en Finanzas, otra en proceso de titulación en Administración y cursa el último semestre del doctorado en el Instituto Internacional del Derecho del Estado (IIDE). Su nombre es mencionado como uno de los que podría convertirse en candidato de Morena a la presidencia municipal del puerto.

En entrevista, afirma que si hay seguridad podrían venir inversionistas e invertir en turismo, en inmobiliaria, en diferentes áreas y podría haber diversificación de la economía.

“Si hay seguridad, va a haber inversión, si hay inversión va a haber generación de empleos, si hay generación de empleos va a haber dinero para las familias, y obviamente van a poder cumplir con su estilo de vida, dependiendo, cada persona, entonces le tienen que apostar a la seguridad, pero no le entran”, señaló.

Sin embargo, advierte: “Por donde le busques, no hay ninguna área donde pueda decirse que hay buenos resultados. Recursos los tienen, pero deben de priorizar. Yo lo que veo más bien es que no hay voluntad política de hacer las cosas, y me atrevo en el último de los casos a asegurar que no tienen la menor idea de lo que es un gobierno, o que el gobierno es nada más estar con los cuates, o ver la forma de hacer negocios”.

-¿Es un problema el municipio?

-Yo veo que el municipio está mal en términos generales. No da buenas noticias a nivel nacional e internacional y eso nos pega mucho. Desde el punto de vista de los gobernantes, no están preparados para gobernar, no tienen la menor idea. Manejan el municipio desde el punto de vista patrimonialista, veo un gobierno ocurrente, porque los gobiernos exitosos en cualquier parte del mundo llevan a cabo diferentes acciones a través de políticas públicas, pensadas y valoradas de acuerdo al problema público, es decir, que canalizan el problema, ven las causas, hacen una clasificación de los escenarios probables para ver el aspecto técnico, humano, económico, político, social y hacen una prospectiva de los diversos escenarios, tomando en cuenta estas variantes, y de ahí consensuan con quien tengan que consensuar, y llevan a cabo la política pública, para que sea eficaz, adecuada, que te cueste lo menos posible, y que el erario no pierda.

“Aquí no existe eso, hablan de política pública porque conocen o han escuchado el concepto, no porque en realidad lo apliquen. Y podemos detallar el aspecto en cualquier problema que tiene Acapulco; el principal, el aspecto de seguridad: Son omisos: no cumplen con su obligación constitucional de brindar seguridad. La gente lo percibe bien, que no están cumpliendo con su labor, hay mucho miedo en cualquier clase social, en cualquier ciudadano de salir a las calles, no pueden desempeñar su vida adecuadamente, la extorsión se ha dado en muchos comercios, que han cerrado. En el aspecto de la política públicas en cuestión de seguridad, no ha habido convocatorias para incrementar la fuerza operativa de los policías, no ha habido compra de equipamiento nuevo, no se sabe en qué se utilizan los recursos que vienen de la Federación y que están etiquetados en esa materia. Aparte de eso no se han dado resultados y lo que hacen es colgarse de las acciones que viene a hacer la Federación a través del Ejército, la Marina, la Gendarmería. No observas tú algún trabajo de la policía municipal, efectivo, adecuado, porque como es el municipio principal del estado, es el que debería tener la mayor fuerza, es el que debería estar dando los resultados. No los están dando, y lo único que salen a declarar es que no tienen dinero para comprar equipamiento, comprar nuevas patrullas, algo ilógico, porque si analizas a través de los medios de comunicación, te dicen que hay un aumento a través en los servicios personales. No lo ven como prioridad la materia de seguridad en Acapulco”.

-¿Sería la seguridad el eje a partir del cual se moviera el municipio?

-Debe ser lo prioritario, entrarle a la materia, y nadie le quiere entrar. En los hechos no le entran, porque eso es algo muy sencillo: si hay seguridad en una ciudad, en este caso nuestro puerto, los inversionistas privados vendrían aquí a invertir en materia de turismo, en materia inmobiliaria, o de alguna manera que se pudiera ofertar una diversificación. ¿Qué es lo que hace ciudades famosas en el mundo como Los Ángeles, Nueva York, Denver? Ellos cortejan a las grandes empresas para que trasladen sus matrices o creen oficinas dentro de las ciudades o alrededor de ellas, para que estén dando servicios y generen inversión y generen empleo, ¿y qué ofrecen esas ciudades? Ofrecen seguridad, ofrecen algo en materia de logística, incentivos fiscales y de alguna manera le traes empleo a tu gente. Ellos tienen oficinas especiales de inversión que van a otras ciudades y van con otras empresas y los tratan de convencer de las maravillas o de los aspectos positivos y están en una guerra de competencia con las otras ciudades, algo que no ves en Acapulco, porque no tienen la menor idea de lo que se tiene que hacer, y no pueden ofertar un municipio inseguro.

Foto La Plaza.

-¿Pero cómo le harían? Has comentado que se requieren convocatorias para incrementar la fuerza policial, eso implica recursos, implica dinero, y el municipio sabemos que tiene limitaciones financieras, incluso legales, por ejemplo en materia de seguridad solo ve la prevención.

-En el municipio, siempre los gobernantes entra uno y sale otro, y nunca te dicen exactamente cuál es el endeudamiento que tienen y cada quien maneja sus cifras, por lo tanto no hay una certeza. Sí hay certeza en que existe el endeudamiento, pero no hay certeza del monto, en primer lugar. Y le hacen a uno creer que está súper endeudado, pero esto es de números: si ves que se incrementa el gasto corriente de un ayuntamiento, si ves que se incrementa el gasto en servicios personales, ¿cómo puedes decir que no hay dinero en un ayuntamiento, si eso es en lo que en realidad están gastando, y no hacen un plan de austeridad, un plan para apretarse el cinturón?

“Son buenos para decirle a la sociedad, ¿sabes qué? Tienes que ayudar, se necesita el apoyo y juntos vamos, pero a la sociedad le exiges amarrarse el cinturón y tú no te lo amarras. Entonces sí hay recursos, sí hay manera. Deben hacer sus planes de austeridad, apretarse el cinturón, priorizar el gasto en las áreas, y en determinado momento, la sociedad va a estar contenta si se ve que el recurso público se invierte adecuadamente. Pero simple y sencillamente ocultan la información, ocultan las cifras. Porque, digo, si hacemos un análisis, ¿cuál es el principal tema que le preocupa a la sociedad? Le preocupa la inseguridad en primer lugar, en segundo lugar, la corrupción. Tú no ves ningún tipo de combate a la corrupción en el ayuntamiento de Acapulco actualmente. ¿O ha habido por parte de la Contraloría Municipal, expedientes o sentencias al interior en el cual indican: fuimos sobre este servidor público por esto, por esto y por esto? No, cada quien hace lo que quiere. No ha habido un combate en cual digan se aplicó esto, se hizo esto y se están teniendo estos resultados. Entonces son omisos en materia de seguridad, son omisos en materia de combate a la corrupción, y son omisos en el gobierno, no tienen un buen gobierno. Son los tres temas que le duelen a la gente. Entonces yo no confío en ellos, la sociedad no confía en ellos, han tenido una oportunidad de tres años, yo lo llamo que es un trienio perdido, pero sí se pueden hacer muchas cosas en Acapulco”.

“Vamos al caso del ejemplo del agua potable. Capama está endeudado, deben lo de la energía eléctrica a la Comisión Federal de Electricidad, pero, ¿han transparentado su nómina? ¿Han transparentado su gasto? El director de Capama fue a hablar al Congreso del estado, fue citado. ¿Dio números? No, dijo que nada más eran cuestiones técnicas, lo financiero no lo tenía a la mano. Entonces no puedes tú tener un gobierno eficaz y eficiente si no aplicas controles, controles que no se están aplicando en la actualidad”.

-¿Un poco es como lo que plantea López Obrador, sacar dinero ahorrando en el gasto?

-Exactamente, hay que combatir a la corrupción, hay que analizar cada partida presupuestal. ¿Por qué no se vuelven gobiernos digitales, para que no gasten tantos insumos? Porque la cuestión de los servicios, la compra de papelería, las adecuaciones, es motivo para hacer insumos. ¿Cuántas oficinas no renta el ayuntamiento de Acapulco? ¿Y eso qué significa? Renta, agua, luz, adecuaciones, y cada vez que hay un cambio, siempre llega alguien que quiere estar adecuando. Ahí puedes tener pequeños ahorros, ahorros significativos que le envíen el mensaje a la sociedad de que se van a hacer las cosas de manera diferente: ¿Por qué no hacen una proyección del ayuntamiento municipal para ampliar oficinas? ¿O ver la situación en la ex zona militar? ¿Dónde hacen sus foros? Sus foros los hacen en hoteles. ¿No tienen oficinas en el Cabildo? ¿Qué no tienen un auditorio en el ayuntamiento? Y a eso agrégale el servicio de coffe break, el de compra de flores. ¿Has visto un programa de combate a la corrupción en materia de obras públicas, de que se evite ese 10 por ciento, o 15 por ciento de comisión? Si no vas tapando esas salidas, no vas a enviar un mensaje, y la verdad no tienen la menor intención de mandar un mensaje de honestidad o un mensaje en el cual se están amarrando el cinturón. Acapulco puede ser exitoso, no me queda la menor duda, pero así como están las cosas.

-En cuanto a la promoción turística, ¿es viable en estas condiciones?

-Si no garantizan la seguridad, ningún presupuesto te va a alcanzar para promover a Acapulco. No van a tener la confianza. Y si no, ve las alertas que hay del Departamento de Estados de Estados Unidos. O sea, aunque ya no recibimos turismo, es mala publicidad, y si hacen lo mismo las ciudades europeas, no van a venir aquí. Entonces de qué manera vas a vender Acapulco. ¿Te vas a seguir conformando con el turismo nacional? Pero si el turismo nacional que sea de Morelos, o de la Ciudad de México o de Puebla, se sienten más seguros en sus ciudades de origen, ¿a qué van a venir? Ningún presupuesto público va a alcanzar si no cambian la percepción de seguridad, que es lo que vamos a vender hacia afuera. No van a venir a descansar, van a venir a estresarse, y eso lo saben perfectamente. Si quieren pueden continuar con sus viajes, pueden hablar de hermanamientos de ciudades, pero la gente no va a venir si sigue habiendo inseguridad.

-¿Y qué hacer con la parte no turística: Rena, Zapata, Sabana, etcétera?

-Acapulco se tiene que recuperar por zonas. Tienes que aumentar la fuerza policiaca, la fuerza operativa, e ir recuperando por zonas, hasta que en determinado momento el presupuesto, de acuerdo al ahorro que hagas, a la inversión, te permita tener una fuerza policiaca suficiente para contener el avance de la delincuencia, pero lo tienes que iniciar, y aquí no lo has hecho. No hay la voluntad política de hacerlo. Pongamos en este contexto, impacta tanto la seguridad que no vienen los inversionistas, pero también no vienen por la cuestión de corrupción. Obviamente les están pidiendo dinero y no vienen a invertir. Si vienen inversionistas del extranjero, vendrán inversionistas nacionales, pero también los propios acapulqueños desearían invertir. Eso te genera un círculo económico bueno, positivo, suficiente, e indudablemente al venir, viene la derrama económica, y el gobierno ya no gastaría tanto dinero. Si hay una situación de inseguridad, te lo pongo de ese punto, el gobierno tiene que sustituir y que aumentar sus programas sociales, porque como no hay generación de empleo, te impacta, y hay mucha gente sin empleo, entonces tienes que crear programas de empleo temporal o tienes que aumentar el número de apoyos sociales. Sí, pero si tuvieran empleo, podrías redistribuir parte de ese recurso, o mantenerlo así lo suficiente o hacer los ahorros necesarios en otras áreas, para que en realidad pudieras tú ofertar.

Foto La Plaza.

-¿Los gobiernos no han entendido la circunstancia que se vive?

-No la han entendido, y si la llegan a medio entender no tienen la voluntad política. Ellos están priorizando otras cosas; no priorizan lo que en realidad le importa a Acapulco, priorizan a sus amigos, priorizan a su grupo político, priorizan otras cosas pero no al acapulqueño, porque bien o mal, ellos tienen seguridad, tienen quien los cuide. Y no es que uno esté casado con el tema de seguridad, pero, ¿de qué te sirve aumentar becas, dar mayor apoyo social, un mayor gasto en publicidad de Acapulco, de qué te sirve decir que pavimentaste las calles, si la inseguridad no te lo permite? Ya ves, se han dado casos de que han parado obras por la inseguridad. Entonces está en todos lados. No puedes hacer tu propia vida por la cuestión de la inseguridad. Y no digamos que se va a erradicar, pero sí va a mejorar considerablemente. Entonces no le quieren entrar al tema, y lo único que son comodinos, en el aspecto de que la Federación haga mi chamba. Porque tú me puedes decir que le toca a la Federación, pero no es tanto que te toque la prevención: si firmas un convenio de colaboración, le tienes que entrar, no nada más tienes que prevenir, le tienes que entrar. ¿Por qué? Porque te importa tu ciudad, tienes que dar los mejores resultados, tienes que dar la mejor imagen.

“Acapulco da para mucho, pero la cuestión es ¿quién le entra al toro? ¿Quién le entra a meterse a los temas prioritarios? Es un trienio perdido, eh”.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here