Compartir

 

* Viene la etapa de los súper sicarios; el Ayuntamiento debe contenerla con educación, dice

* La inseguridad, señala, se origina en varios factores y a todos hay que hacerles frente

* “Hay niños desde cinco años y hasta 12, involucrados en el tema: los adultos, les hemos anulado el futuro”

* Es un error del municipio afirmar que el tema de la inseguridad no le compete, afirma

ROBERTO RAMÍREZ BRAVO   /

 

Foto La Plaza.

Acapulco, 10 de agosto de 2017. Javier Solorio Almazán lo dice convencido: si no se hace nada ahora para contener los efectos de la violencia, de atacar sus causas, dentro de cinco años, los niños que ahora tienen entre 5 y 12, y que están involucrados en el tema, ya sea porque les han matado a sus padres, a un familiar o porque los obligan a participar, se convertirán en “la generación de los súper sicarios”

“Ahorita en los niveles de violencia que se están viendo, que estamos siendo acostumbrados a verlos, los más afectados son los niños. Entonces si no se hace una contención educativa, en cinco años estaremos viviendo lo peor en Acapulco”, advierte.

La entrevista se realiza en su consultorio particular, donde está atendiendo pacientes, apenas en una pausa, que aprovecha para comer algo de comida rápida porque, alrededor de las 4 de la tarde, confiesa, no ha podido ni siquiera almorzar. Ha sido un día ajetreado, con reuniones, citas programadas, literalmente 20 mil cosas que hacer.

Lleva puesta la camisa que lo identifica con el color del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), partido por el cual se le menciona que podría ser candidato a la presidencia municipal.

Acapulco, dice de entrada, es un lugar privilegiado, que cuenta con posibilidades de hacer gran turismo, pero también de desarrollar otro tipo de economía, inclusive minera.

Su problema es, afirma, la inseguridad, la violencia. Y en ello el futuro está comprometido.

Lo peor es que si las autoridades municipales permanecen en la actitud de no involucrarse porque es un problema federal, dice, las cosas se pondrán peores. “En Acapulco no hemos vivido todavía la peor ola de violencia”, sentencia.

Un municipio bonito

“Yo al municipio lo veo muy bonito, geográficamente somos bendecidos, porque vivimos en uno de los lugares más bellos del planeta. La verdad, tenemos, y todo el mundo lo sabe: una de las mejores bahías del mundo, tenemos bahías también con dos lagunas hermosas, si esas lagunas estuvieran puestas en cualquier otro lugar de países europeos, te aseguro que habría una riqueza increíble alrededor de esos escenarios tan bonitos. Tenemos un municipio que como pocos en el país, cuenta con posibilidades de desarrollar gran turismo, y a su vez, con posibilidades de desarrollar otro tipo de economía, como es toda la zona rural, por ejemplo. Tenemos grandes extensiones de la zona rural que ahorita están prácticamente inutilizadas, tenemos hasta zonas mineras en Acapulco, todo mundo lo sabe. Tenemos grandes lugares donde se puede extraer mármol, que es todo lo del Kilómetro 30 y todas esas zonas. Tenemos también en Acapulco una pesca que podemos hacer, de gran altura, pesca profunda. Sabemos que cruza por aquí”.

-¿Entonces? ¿Por qué estamos como estamos? ¿Cómo hacer para transformarlo?

-Punto número uno, lo primero que se tiene que hacer es tener un gobierno totalmente honesto y confiable. ¿Y eso cómo se tiene que lograr? El primero que tiene que ser fiscalizado es el presidente municipal, en el caso del estado es el propio gobernador con su familia y sus hijos. Entonces debemos entender que para romper la inseguridad, primero se necesitan gobiernos honestos, segundo, gobiernos que no estén comprometidos con la delincuencia organizada. Hace dos años, a nivel internacional incluso, publicaron muchos artículos, hasta el propio New York Times y artículos extranjeros y estimaban que en México, siete de cada 10 políticos estaban vinculados a la delincuencia organizada. Entonces eso es una realidad, no lo podemos negar. La inseguridad no nace por sí sola, la inseguridad nace secundaria a muchas causas: primero, la falta de educación. Tenemos un país en el que históricamente le han apostado a la ignorancia y no a la educación. Desde 1922 más o menos, en que José Vasconcelos forma la Secretaría de Educación, que fue uno de los grandes visionarios que sabía que debemos tener un país educado, con altos niveles de estudio en su población, empieza toda una debacle después de que él termina su proyecto, y los que siguen no le apuestan a la educación. Entonces es secundario a la corrupción. Todo mundo sabe el nivel de desvío de recursos que te genera pobreza, que te genera marginación, que te genera exclusión social, la falta de salud, la falta de todo este tipo de cosas, la falta de empleos, te llevan a la inseguridad. No hay empleos en Acapulco, no hay empleos en el país, yo no sé de dónde sacan las cifras que dicen que es el segundo o tercer estado con mayor generación de empleo, no sé en dónde. Yo creo que en sus conocidos solamente, porque no es necesario ir a la zona rural o a las colonias para que te des cuenta de que no hay empleo. Entonces todas estas causas, tienen que ser atendidas. Mientras no atendamos las causas, los niveles de inseguridad van a seguir siendo altos. Mientras en el estado, en el país, en Acapulco, no se atiendan la educación, la salud, la falta de empleo, no se atienda individualizar a todos estos niños que han sido productos de la violencia, eso va a seguir generando más violencia. Y segundo, necesitamos gobiernos totalmente honestos y que no estén vinculados con ningún tipo de delincuencia.

-Pero por ejemplo, en el caso del municipio, tiene limitaciones presupuestales, incluso legales en cuanto a que por ejemplo, no maneja la educación. ¿Cómo enfrentarlo desde el ámbito municipal?

-Yo creo que uno de los grandes errores en un municipio es decir eso no me compete. Por ejemplo, tenemos la inseguridad. ¿Cuántas veces hemos escuchado a alcaldes de Acapulco decir que eso no me compete, eso es un tema federal? Cuando yo creo que ahorita estamos en temas y modelos, en los que claro que le debe competer al presidente municipal; el presidente municipal debe ser el primer responsable de lo que sucede en Acapulco, y yo sé que porque hay partidas presupuestales estatales y federales, pero el presidente municipal debe tomar la responsabilidad de la seguridad de su municipio. O sea, no quiere decir que no lo haré porque no me compete; tienes que atenderlo. Por ejemplo la educación también, creo que ha sido un gran error olvidarnos de la educación. Aunque no tengamos un gran presupuesto destinado para pagarles a maestros, para pagarle programas de educación y dependa más de la Federación y del estado, yo creo que es un gran error del municipio no meterse en temas educativos. Tenemos ahorita en Acapulco alrededor de 300 primarias públicas, donde yo creo que quien esté gobernando, quien sea el presidente municipal, debe tener un gran proyecto para educación.

“Hay artículos importantísimos a nivel internacional, donde hablan de que si en cinco años no se hace una contención suficiente en Acapulco, precisamente con estos modelos educativos, hablo de primaria para abajo, en cinco años viene una generación de los súper sicarios. En Acapulco no hemos vivido todavía la peor ola de violencia. Ahorita tenemos niños desde cinco años y hasta 12, que nosotros como ciudadanos, el gobierno y todos los que estamos involucrados en este tema, los adultos, les hemos anulado el futuro. Muchos de estos niños, sus papás han sido asesinados, sus tíos, sus vecinos. Ellos han visto una violencia que nunca la viste tú, que nunca la vi yo, y ni siquiera la han visto jóvenes de 20 años. Ahorita en los niveles de violencia que se están viendo, que estamos siendo acostumbrados a verlos, los más afectados son los niños. Entonces si no se hace una contención educativa, en cinco años estaremos viviendo lo peor en Acapulco, te lo repito. Son estudios internacionales. Apenas estuvo aquí hace tres semanas John Kelly, el secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos. Ellos tienen un perfecto estudio de Acapulco, te recuerdo que aquí tenemos al cónsul de Estados Unidos también, donde ellos tienen estudios y tienen cifras, tanto oficiales como extraoficiales de lo que realmente está sucediendo en el puerto. Entonces yo creo que por primera vez debemos involucrarnos en la cuestión educativa como gobierno municipal, y no decir eso no me compete, eso no me toca, porque yo creo que como gobernante debes hacer hasta lo que no te toca”.

-Dado que el tema de la inseguridad es el más fuerte, más visible, que desencadena muchos otros, ¿de alguna manera vendría siendo el eje para el gobierno municipal?

Foto La Plaza.

-Sí, acuérdate que no tenemos que tener una maestría en Ciencia Política para saber que los tres principales parámetros, o los tres indicadores de que una sociedad vive mejor, o que la calidad de vida en una sociedad, en un país, es buena: el uno es la educación, el dos es la salud, y el tercero es el ingreso per cápita, que es lo que recibe ya por familia de acuerdo al Producto Interno Bruto del país. Países como Finlandia, Suiza, Suecia, son países con altos niveles de educación, o sea, gran parte de los jóvenes en esos países, 80 o 90 por ciento de los que inician una primaria terminan una licenciatura. En nuestro país casi 12 por ciento de los que inician una primaria, terminan una licenciatura. Son cifras oficiales. Entonces tenemos que apostarle con todo a la educación, y esto no es un eufemismo o retórica, esto es algo real, tenemos que apostarle a la educación desde el municipio, desde el estado y desde el gobierno federal. Yo creo que el presidente municipal o quien esté en ese momento, tiene que apostarle con todo a la educación e ir dirigido, aunque no le toque, porque tenemos que atender las causas de la violencia, las causas de la violencia para ir erradicando este problema.

-Eso es lo que sería deseable, lo que se necesita. ¿Eso posible hacerlo?

-Claro, en su momento presentaremos un gran proyecto que plantearemos al gobierno municipal, que es las escuelas comunidad, donde vamos a retomar que la comunidad regrese a la escuela, que la primaria sea el eje desarrollador de la comunidad que está a su alrededor, obviamente involucrando a los niños en la cultura, en el arte, la atención personalizada a cada niño. Es un tema complejo que estamos elaborando con muchos maestros de primaria, y el cual pensamos aplicar y llevar a cabo, que es lo que tenemos que hacer en Acapulco. No podemos descuidar a nuestros niños, no podemos descuidar las primarias. Nosotros como asociación civil, hemos estado muy involucrados en las escuelas públicas, ayudando a pintar porque de entrada la gran mayoría de las escuelas públicas están despintadas, en la gran mayoría de las escuelas públicas sus baños no funcionan. Es increíble que los niños o las niñas de 7, 8 años, no tengan ni siquiera unos baños dignos, que no tengan aulas dignas, muchos de ellos no tienen instalaciones deportivas, muchos de ellos no tienen sus plantillas de maestros completas, muchos de ellos no tienen aulas de medios, muchos de ellos no tienen ni siquiera acceso a una computadora, a internet, entonces claro que se puede. Yo creo que los gobernantes corruptos echan números y dicen no se puede, necesitamos mucho dinero para hacer modelos educativos, pero no: se necesitan gran voluntad, un buen diagnóstico, y ganas de hacer las cosas. Claro que se puede.

1 Comentario

  1. EN ESTOS TIEMPOS TODO MUNDO LE QUIERE ENTRAR, HASTA LOS FIGUEROA, PERO CUANDO ESTÁN CON EL HUESO SE OLVIDAN, UN CASO CONCRETO ES LA FALTA DE OPORTUNIDADES DE SOBREVIVENCIA Y DESARROLLO EN LAS COMUNIDADES INDIGENAS Y DEL MEDIO RURAL, SUFREN INSEGURIDAD DEL NARCOTRAFICO, MOTIVO POR EL CUAL ABANDONAN SUS POBLADOS PARA VENIRSE A METER AL PUERTO DE ACAPULCO, HACIENDO LO QUE CAIGA Y EXPUESTOS A LA DELINCUENCIA ORGANIZADA Y EMPRESARIOS EXPLOTADORES, INVADEN TERRENOS DE FINALIDAD ECOLOGICA ASUSADOS POR LIDERES PRIISTA Y PERREDISTAS, EL GOBERNADOR TAMBIEN COLABORA DANDOLES CARRITOS PABELLONEROS, NO PUES ASÍ NO SE PUEDE.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here